martes, 20 de enero de 2009

Diagnóstico: M I N I M I N C H I T I S

la MINIMINCHA en la camilla del pediatra tomando el fresco

MINIMINCHITIS (sustantivo femenino) Del latín minĭmus, muy pequeño, y del galego mincha, bígaro y, en sentido figurado, niña o mujer menuda
Afección benigna que se caracteriza por una tremenda resistencia al crecimiento. En los casos más agudos, es posible que el paciente afectado engorde únicamente cien gramos en todo un mes (hey, como me pasó a mí en diciembre). En cuanto a la etiología, las causas deben buscarse en la genética, ya que el factor hereditario que acompaña a la miniminchitis es MUUUUUY elevado (mirad si no a mi abuela Lola). Las personas afectadas presentan un cuadro clínico muy similar:
  • Contracción de los músculos faciales responsables de las sonrisas denominadas genuinas o de felicidad (distintos a los que intervienen en las sonrisas sociales) (si es que yo soy muy sincera... cuando sonrío, sonrío de verdad)
  • Tendencia a presentar valores estadísticos por debajo del límite inferior del rango establecido como «normal» y trazar, por tanto, curvas fuera de dicho rango en las tablas denominadas familiarmente percentileras (ah, así se llama a salirse de la tabla por debajo, ¿eh?)
  • Capacidad innata para prolongar el sueño durante diez u once horas sin interrupción, en un estado de aletargamiento parcial que inhibe la necesidad de comer (los hay con mucha suerte...)
  • Habilidad para suplir esta carencia de gramos y centímetros con otras características, tales como la proporcionalidad (eso, por lo menos no soy cabezona)
Ah, vale... Ya entiendo por qué papá, que me llamaba «mincha» hasta la última visita al médico (en la foto), ahora me llama «minimincha»... Pues ea, soy una MINIMINCHA y no me importa nada.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...