sábado, 27 de junio de 2009

Me pongo de pie

Ya gateé y ya descubrí todo lo que podía descubrir gateando. Pues muy bien, otra etapa superada y quemada... con las rodillas negras. Ahora, mi gran sentido de la curiosidad se centra en todo aquello que reposa sobre las mesas del mundo y que no alcanzo a ver sentada en el suelo. Esta curiosidad me ha empujado a PONERME DE PIE. Qué cosa más difícil. ¿De verdad es así? ¿Y cómo aguantáis de pie todo el día? A mí me resulta agotador e incluso doloroso... Un rato de pie y, literalmente, estoy para que me «carreteen» (sí, sí, del verbo «carretear»).




viernes, 26 de junio de 2009

Proyecto «Todos a una»: sorpresas 3 y 4

Después de algunos meses, ¡tenemos novedades! Hemos vuelto de Madrid con dos nuevas aportaciones a nuestro cuadro eterno... infinito. Esta vez, os presentamos las sorpresas de la tía Ele y el primo Rodri. El resultado empieza a verse... ¿O no? Cada nuevo granito de arena lo cambia todo, que es lo que nos atrae de esta idea. La golosa tía Ele (la que no puede pasar sin llevarme a Coquis a comprar chuches) se ha tenido que zampar un kilo de sugus para hacer este arcoiris... Vamos, que se ha zampado un kilo de sugus y de paso ha aprovechado los papelitos para hacer el arcoiris... El primo Rodri ha participado con un precioso dibujo que le hizo ganar un súper premio en la ofi de su mamá. Nos encanta. Seguid así. El cuadro POR FIN se encuentra en manos del tío Ángel (se le han colado algunos) y esperamos recibir noticias muy pronto.

mamá + tía Lau + abuelo Pepe + tía Ele + Rodri
detalle de la sorpresa de la tía Ele
detalle de la sorpresa del primo Rodri

jueves, 25 de junio de 2009

Reciclaje

En esta cunita tan cuca durmieron mamá y los tíos cuando eran muuuuuuuy pequeñitos. Ahora, porque creemos que todo puede tener una segunda vida, no podemos imaginar para ella un mejor uso que el que le ha dado la abuela Lola: ¡una camita para flores bonitas!


¿Te estás burlando de mí, Rizzo?

El jueves pasado por fin se celebró la fiesta de fin de curso del cole y todo salió a pedir de boca. Todos teníamos que ir vestidos/disfrazados desde casa y a mamá casi le da algo cuando, a falta de cinco minutos para salir por la puerta, dije que no quería diadema, que no quería cinturón y que no quería que me pintara los ojos... Al final cedí porque pobrecita, se lo había currado un montón... La actuación fue perfecta... ¡nos pidieron un bis y todo!






miércoles, 24 de junio de 2009

Lo primero es lo primero

Y lo primero es felicitar a mamá en el día de su cumpleaños. A pesar del calorón al que no estamos acostumbrados, ¡qué bien lo pasamos en Madrid! Papá nos regaló una piscinita a todos los nenos porque la del abuelo no estaba en las condiciones idóneas... Casi mejor... ¡no salimos del agua!

¡FELICIDADES MAMÁ!
¡FELICIDADES MAMÁ!






sábado, 20 de junio de 2009

¡¡¡ FELICIDAAAAADES CRISTINA !!!

miércoles, 17 de junio de 2009

La Coruña desde arriba

La semana pasada por fin nos confirmaron que tengo plaza en el cole Santa María del Mar y había que celebrarlo. Por eso, papá y mamá (con Elena, claro) invitaron a comer a nuestros «ayudadores». Fueron al Monte de San Pedro, que mamá no lo conocía después de cinco años... Comieron fenomenal con las mejores vistas de la ciudad entera, vigilada desde el mar por la Torre de Hércules. Se veía tan bien que mamá consiguió por fin hacerse una idea de la distribución de la ciudad. Y es que, al haber mar mires en la dirección que mires, no es nada fácil orientarse (y eso que mamá se orienta bastante bien). ¿Que dónde estaba yo? Pues en casa memorizando la letra «junto a la ría, Santa María» para llegar al cole en septiembre con el himno aprendido y dejar a todo el mundo boquiabierto... Alumna aventajada desde el día uno... Que noooo, que estaba en el cole.


(Como siempre, haced clic en la foto chiquitita para verla más grande)

Reunion [riunion]

Os estaréis preguntando quiénes son los lectores estadounidenses que tenemos de repente y por los que hemos instalado un traductor automático en el blog. Pues son la familia y las amigas de mamá del año que pasó en Estados Unidos. Allá por 1990... cuando era una chicuela que estudiaba COU... Ha conseguido ponerse en contacto con todos ellos a través de Facebook (y eso que lo odia) y está muy contenta. Pero mirad, mirad cómo era mamá por aquel entonces... ¡hace 18 añazos! (fotos de fotos, de ahí la mala calidad).

Stacy, Amy & mamá casi graduadas


Stacy & mamá en las escaleras de Mr & Mrs C


Stacy, Amy & mamá diciendo (y llorando) «goodbye at the airport»


lunes, 15 de junio de 2009

¿Mar o montaña?

Este juego me ha gustado mucho hasta que ha llegado el día en que ya no tengo ni la más mínima duda. Sé perfectamente qué animalitos viven en el agua y cuáles viven en la tierra. Sé separarlos sin equivocarme ni una sola vez. Es más, hago dos montones y en el medio coloco a la rana... porque es ella la que no sabe muy bien dónde prefiere vivir.

¿Quiénes se han equivocado de mano?

Permiso para recargar las pilas


Para que «el mundo de Lola y Elena» siga siendo tan feliz como es y como lo sentimos, es imprescindible que «el minúsculo mundo de papá y mamá al margen de Lola y Elena»* también lo sea. Por este motivo, hemos consentido que los dos pasen unas horas solos, sin nosotras... sin pañales, sin bibes, sin horarios... Han recargado las pilas y vuelven con energías renovadas y más ganas que nunca...

Apenas treinta horitas que les han cundido de lo lindo: han ido a cenar a Casa Solla (los que sirvieron la cena el día de su boda), han pasado un rato bueno en El Náutico, se han relajado en la piscina y han dormido muuuuuuuucho.

Y millones de gracias a los abuelos Elena y Manolo... sin ellos, ¡no habría sido posible!
___________________________________________________________________
* «El minúsculo mundo de papá y mamá al margen de Lola y Elena» es tan pequeño, tan pequeño, tan pequeño que ni por asomo merece un blog entero... Les dejamos un sitito en el nuestro; total, serán un par de entradas al año... ¡como mucho!

viernes, 12 de junio de 2009

A falta de abuelas «ganchilleras»...

Las abuelas de hoy en día no son como las de antes (lo que no quiere decir que sean peores, ¿eh?). Las abuelas de hoy en día llevan vaqueros. A las abuelas de mamá nunca se les pasó por la cabeza llevar pantalones, no digamos vaqueros. Las abuelas de mamá hacían punto, ganchillo... labores en general. Mamá y las tías han llevado «bragotas de punto» toda su infancia («y algunos años más», bromearán ellas). La bisabuela Ana y la tía Adela eran «ganchilleras profesionales». De verdad. Dice el abuelo Pepe que así constaba donde tuviera que constar. Entonces, vendían a El Corte Inglés y todo... La bisabuela Conchita y la tía Maru también hacían muchas cosas: vestidos, chaquetas... ¡hasta bañadores de punto! Mamá conserva uno esperando que algún día me lo pueda poner a mí (aunque está un poco viejito). ¡Ah, y bolsas para las canicas! En fin, que a falta de abuelas ganchilleras, habrá que comprar lo que más se parezca a lo que ellas hacían, ¿no?

Nena, acércame la labor, anda.
Nena, ayúdame a hacer un cordón, anda (y menudo susto le daba a «la nena» al terminar de enroscarlo...).
Nena, búscame el ganchillo que se me ha caído por aquí, anda.



«¿Estás disponible, nene?»

Este mes celebramos en el cole la fiesta de fin de curso. Todavía no sabemos qué día será porque, al celebrarse en los jardines, todo depende del tiempo y, como ya os he contado, el tiempo coruñés es tan variable que es posible que no sepamos la fecha de la fiesta hasta el día antes...

Mientras tanto, ya han comunicado a los papás el tema de la fiesta y de qué tiene que ir disfrazado cada cual. El tema general de este año es «Mamá, papá, me mola vuestra música» y yo tengo que ir disfrazada de Sandy (la de Grease) en su vertiente rockera (la del final finalísimo de la peli). Han enviado un dibujito detallando cómo tiene que ser el atuendo y, como comprenderéis, hay que hacerlo; porque en las tiendas de niños no venden mallas de licra negra súper brillante, ni camisetas negras con cinturilla elástica y mangas fruncidas y caídas en los hombros, ni cinturones rojos de cinco centímetros de ancho... ¿Os imagináis que vendieran cosas así para niñitas de dos años y medio? Quelle horreur!



(vídeo sacado de youtube... el final no lo entendemos tampoco...)

En fin, que mamá, aunque sabe hacer algunas cosas, no sabe hacer eso y ha tenido que buscar una costurera que se lo hiciera en unos días. Lo que sí ha conseguido hacer ella misma es forrar un cinturón suyo con la tela de una camiseta roja un poquitín vieja. El rabito me da la vuelta entera a la cintura pero ya lo solucionaremos. Por ahora, ni siquiera he dejado que me lo prueben... Para mí no es un cinturón; es un «gorro raro». Y ya veremos si me dejo vestir el día de la fiesta...

Oh, Sandy, baby!


jueves, 11 de junio de 2009

¿A qué sabe eso?

Podría ser cualquier animalito de esos que salen en los documentales, que se acercan curiosos a ver qué es eso tan raro que no habían visto nunca y acaban chupando toda la cámara... Elenita, cierra la boca que un día te vas a comer una mosca...


martes, 9 de junio de 2009

Un árbol que parece un árbol

Si hay algo que de verdad no soporto es que me enseñen a hacer las cosas. Prefiero hacerlas yo sola, aprender por mí misma... Aunque, pensándolo bien, nunca me salen como yo quiero. El otro día sorprendí a papá y mamá, no sólo por mi actitud sino también por el resultado consecuencia de mi actitud. Mamá y yo nos pusimos a pintar y en cuanto me dijo: «Mira, Lola, que yo te enseño», la escuché con mucha atención para sorpresa de todos. Dividimos el papel en dos mitades por una línea imaginaria e hice lo que me iba diciendo en cada momento. Ella pintaba un sol y yo pintaba un sol. Ella pintaba una nube y yo pintaba una nube. Y así con el árbol, la manzana... Es la primera vez que pinto algo reconocible. A lo mejor «me dejo enseñar» algunas cosas más.


lunes, 8 de junio de 2009

Como unas maracas


Está un poco loquita esta Elenita, ¿verdad?

Mi cole
(la saga continúa)


domingo, 7 de junio de 2009

Arroz con almejitas

El viernes me pasé más de la mitad de la tarde entre fogones, trajinando en la cocina. Tengo a mamá a régimen... Pobrecita. Le pregunto qué quiere comer y, pida lo que pida, le digo: «eso no hay». ¿Para qué le preguntaré si voy a darle lo que yo quiera? Parezco la abuela Lola con la cena del abuelo Pepe. Al final, después de ensuciar todas las sartenes, cazos y platos a mi alcance, le planté delante un mísero «bocata de lechuva cocida». Eh, que se lo comió sin rechistar...



viernes, 5 de junio de 2009

Pero mira cómo bebe


Cortar lazos

Lazos que atan corto
Elenita es un bebé muy poco independiente. Necesita compañía en todo momento. No le gusta nada no ver a alguien cerca y, cuando esto ocurre, llora como si algo le doliera mucho, mucho, mucho. En casa estamos tranquilos porque sabemos que no le duele nada; en cuanto alguien entra en su campo de visión o, en los episodios de llanto más graves, la rescata de «su soledad y abandono», deja de llorar al instante... Es como una muñeca, como si tuviera un botón para llorar y otro para dejar de llorar.

Doble nudo
Elenita ha estado mala y, durante ese tiempo, ha estado 100% atendida, 100% mimada, 100% achuchada... Cada minuto del día ha sido para ella. Pobrecita mía, estaba malita. Ya está buena y todos nos alegramos y nos sentimos aliviados. Aliviados porque está buena, pero por nada más. La «érase una bebé a una mamá pegada» no se plantea rebajar ni en un solo punto ese porcentaje de dedicación completa, que exige sin clemencia. Se ha acostumbrado a las atenciones y los mimos continuos y no está dispuesta a renunciar ni a uno solo de los segundos que ella considera legítimamente suyos, que son TODOS. Papá y mamá están agotados. No pueden hacer NADA sin oír el llanto de Elenita de fondo reclamando su presencia.

Pero a mamá se le da muy mal deshacer nudos...



jueves, 4 de junio de 2009


Papá dice que hoy le han regalado su flor favorita del mundo mundial, vosotros lo entendéis?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...