martes, 29 de mayo de 2012

El rincón de los Pillos


Hoy abrimos las ventanas de la casita del abuelo Pepe, bautizada finalmente como «El rincón de los Pillos»; porque como ya escribimos hace unos días «...el nombre, sea el que sea finalmente, tiene que empezar con la letra «P», que es sin duda la letra del abuelo; porque se llama Pepe (Pillo para la abuela) y sus dos apellidos empiezan por P, porque vive en una calle con P de una urbanización con PP, porque los dos perros que ha tenido se han llamado Póker y Pizco, porque es papá y ahora... ¿PABUELO?». Un rincón en el que la nueva generación de pontitos, ocho pillos muy pillos, vamos a disfrutar de lo lindo. Aunque a la casa le faltan algunos detalles y, lo más importante, nuestros juguetes, ya hemos pasado ratos buenos bajo su techo. Y por cierto, ya hemos comprobado personalmente el aforo: 8 niños (5 sentados + 3 de pie) + 1 perro (preferiblemente de raza pequeña).

Vinieron nuestros amigos Guille y Nico y, cómo no, yo les hice la visita guiada de la casita.

 
 Hicimos un picnic a la sombrita para celebrar el santo de la prima Claudia.

 Mientras, las mamás se tomaron una(s) cervecita(s) de lo más a gusto, oye.

 Utilizamos bandejas de pasteles para pintar los cuadros que adornarán las paredes de nuestro hogar


Mamá y las tías se creen que la casita es un poco suya porque también ellas son un poco pillas... pero ¡NO!
Vamos a poner un cartel en la entrada que diga:
«Si NO cabes por esta puerta (sin agacharte), este NO es tu rincón (por muy pillo que seas)».

lunes, 28 de mayo de 2012

NO es una leyenda urbana...

La lavadora... ¡COME CALCETINES!

Grandes o pequeños, negros o de lunares, con o sin tomates... a nuestra lavadora le gustan todos los calcetines habidos y por haber... Eso sí ¡NUNCA REPITE! Nunca se traga los dos calcetines de un mismo par, no. Y ella dirá: «¿Para qué si saben igual? ¿A que tú no te comes dos bombones de moca seguidos si tienes otros de chocolate blanco o praliné? Que una, aunque lavadora, no es tonta...». A mamá esta voracidad electrodoméstica le asombra... ¿Adónde van los calcetines? ¿Los mastica hasta desintegrarlos? ¿Los acumula en algo parecido al buche de un pájaro? ¿Llegan a desaparecer o cuando se rompa la lavadora y venga el técnico diagnosticará: «señora, lo que le pasa a su lavadora es que tiene una indigestión calcetinera de mucho cuidado... Ah, y son diez mil»? En cualquier caso, la bromita nos habrá costado al final las diez mil del ala para el técnico/cirujano digestivo y la inversión en calcetines nuevos para toda la familia. ¿Serán todas las lavadoras iguales o es que a nosotros nos ha tocado la lista?



Y ya que estamos en la lavandería, queremos hacer un guiño a las mamás del mundo que resoplan e hiperventilan cuando ven la montaña de ropa para lavar, que después se pone a la cola infinita de la plancha ―«las braguitas no necesitan plancha y los calcetines, sobre todo los DESPAREJADOS, mucho menos», dice mamá. Antes mamá lavaba nuestra ropita por separado, con un detergente especial hipoalergénico, no perfumado, pH neutro, «delicadísimo con las prendas y con la piel de tu bebé»... Ahora ya no y no porque no le preocupe la salud de nuestra piel sino porque tender nuestra colada era eterno (llegó a contar ¡73 prendas! tendidas una detrás de otra)... Y es que se necesitan muchos bodies, baberos y vestidos minúsculos para llenar una lavadora. Pues mamá, que sepas que:


Mamá lo lee y reflexiona... La cita tiene toda la razón... Se pone tontorrona acordándose de sus bebitas... Echa de menos la época de los bibes y los pañales y anda que no despotricó... Pero reacciona rápido, justo antes de caer en la trampa:

Ya claro, menudo listo el Thomas...;
tiene guasa que esto lo diga un hombre.

viernes, 25 de mayo de 2012

Queremos un iPad...
solo por esto


Este cuento interactivo (solo disponible para iPad y en inglés) no puede gustarnos más... Se titula The heart and the bottle y es de Oliver Jeffers, del que ya os hablamos aquí. A mamá no le llama la atención eso de leer cuentos o novelas en una pantallita y es firme defensora del libro en papel frente al libro electrónico... Peeeero, si no es un cuento y ya está, si además de dibujos y letras nos permite interactuar y participar en la historia, ay amigo, ese es otro cantar. Lo queremos, lo queremos, lo queremos... ¿Por qué las mejores aplicaciones las harán exclusivamente para Apple? Si es que el que manda, manda. Hasta que el aparatito de la manzana llegue a casa por equivocación o porque nos toque con los yogures de limón, podemos conformarnos con la versión del cuento en papel, que seguro que tampoco está nada mal... Ya, ya lo sé... no es lo mismo.
 



 

La cocinita



Cuando llegamos a Madrid el jueves pasado, nos encontramos con la cocinita que había hecho el abuelo. Él había cumplido con su parte del trabajo y ahora nos tocaba pintarla y demás... Cuando volvimos el domingo, dejamos instalada en la casita una preciosa cocina azul a la que solo le falta una cortinilla para tapar las baldas de abajo y llenarla de tazas y platos y teteras y sartenes... Los quemadores son CD pintados de negro, los mandos de la vitro y el horno son tacos de madera cortados de un palo de escoba, el grifo y la pila los rescatamos de una cocinita vieja que estaba camino de la basura... Si es que no hay nada como reciclar, ¿verdad?


Viernes de cuento(s): Coco Books

Hoy queremos hablar de la editorial Coco Books. La verdad es que, sin quererlo ni proponérnoslo, tenemos unos cuantos libros de esta editorial y todos, todos, todos nos encantan: los de Taro Gomi (Garabatos, para pintar y garabatear y pintarrajear y colorear), los de Hervé Tullet (que ya sabéis que es nuestra debilidad), los de origami, los de La Zoo de pegatinas (a mamá le da pena que los usemos) y, la última adquisición, los de La Zoo de actividades. El nuestro es Pega, papel, tijeras y es ¡perfecto! Nos gusta mucho el estilo y colorido de las ilustraciones, los muñequitos, los animalitos... Solo hacen falta tijeras (aunque también se puede utilizar la técnica de rasgado), pegamento y mucha imaginación... El propio libro incluye los papeles para recortar y así poder tapar a los bebés con mantitas, preparar una deliciosa pizza, adornar una tarta con fresones, regalarle una cola a un pajarito triste...





También nos ha gustado muchísimo el sitio web de Coco Books... no solo presenta el catálogo de títulos y las librerías donde pueden comprarse, sino que además incluye una sección de juegos que nos ha vuelto locas: puedes pintar, hacer puzles, tocar el piano e incluso guardar algunas páginas para después imprimirlas y disfrutar de lo lindo. Haz clic en el logo de Coco Books para ir a la página de juegos.

El libro del vídeo siguiente no es el nuestro exactamente pero es muy parecido. ¿No os parece que es una pasada?



miércoles, 16 de mayo de 2012

APRIL SHOWERS BRING MAY FLOWERS


Qué días más buenos, ¿verdad?
El sol brilla y hace calorcito... Los árboles, recién pelaos para el verano, están así de contentos...


Las plantas de casa también agradecen esos rayos de sol que les dan de refilón por la tarde... Hace dos fines de semana fueron las fiestas del cole y, aunque llovía y además teníamos otros planes, nos pasamos por allí un rato el sábado por la mañana. Plantamos garbanzos y castañas e ¡hicimos un potato! Todo lo que hace falta es una media de señora, un poco de tierra, semillas y ganas de pintar una carita. Et voilà, un potato que crece por momentos... eso sí, hay que regarlo todos los días.


Así que, parece que esto va a ser una verdad verdadera...

martes, 15 de mayo de 2012

La abuela hace mermelada...

Sí, la abuela Elena hace una mermelada de naranja muy rica... La última vez la producción fue tan grande que hicimos estas etiquetas personalizadas. 



En realidad todo empezó con estas otras, porque las menelalas de nanuesa y colotón de papá son un clásico en esta casa y, aunque yo ya soy mayor y hablo mucho mejor, a papá y mamá les gusta recordar cómo decía las cosas de quequeña.

¿Os gusta? Podéis hacer vuestras propias etiquetas para mermeladas (u otras conservas) aquí.

NI-NO, NI-NO...

¡Uf! Mañana nos vamos a Madrid y llevamos casi una semana sin contaros nada... El motivo es que mamá y papá tienen toneladas de trabajo, a lo que debemos sumar algún que otro contratiempo que no hace sino complicar aún más la vida... Papá y mamá tienen la sensación de que los días se les quedan cortos... Quita, quita... menos mal que no tienen más horas porque todas las noches, cuando se van por fin a la cama, los pobres están para el arrastre. 

El jueves por la noche Ele se puso muy malita y papá tuvo que salir pitando al médico con ella; no podía respirar, le faltaba el aire y parecía que se ahogaba... Finalmente la dejaron ingresada en una sala de observación de urgencias, donde pasamos un día y dos noches de lo más agradables y amenos rodeados de todas las comodidades imaginables... Ironías aparte, por lo menos Elenita no lo pasó tan mal; estuvo muy animada... demasiado animada... De esta experiencia hemos deducido que una dosis de Ventolín equivale a cinco o seis cafés cargados... Qué tía; no paró ni un momento... Cantó a voz en grito, saltó en la cama, se encaramó a la barandilla con la intención de saltar, pintó, leyó, jugó con el telefonito, hizo algo así como mil pises (con el portasueros de acá para allá)... y todo esto con todos los cables y tubos enchufados... Mira por dónde, lo único que no hizo fue DORMIR.

Ya está buena y ha ido al cole... Gracias a Dios todo se quedó en un susto disfrazado de crisis respiratoria aguda... 

miércoles, 9 de mayo de 2012

Viento en popa...

Las obras marchan viento en popa. El abuelo trabaja a destajo, incluso bajo la lluvia. Ya tenemos puerta de dos batientes, ventana de doble hoja, una pared de pizarra rosa y papel en las demás paredes, una esquina reservada para la cocina y otra para la «zona de estar»... Las tareas de construcción están prácticamente terminadas (a falta del tejado de brezo y el suelo de lamas) y creemos que podremos «inaugurar salones» bien pronto... aunque sea sentaditos en el suelo. A ver si el puente del Día de las letras gallegas, que vamos a Madrid, podemos celebrar una pequeña fiesta para «botar» como es debido nuestro refugio... Ahora estamos dándole vueltas al nombre de la casita... Hay algunas sugerencias y muchas discrepancias... ¿Debería elegirlo el abuelo Pepe? ¿La abuela también? ¿Nosotros? ¿Mamá y los tíos?... Si es que en esta familia nunca hay consenso. Lo que mamá sí tiene claro es que el nombre, sea el que sea finalmente, tiene que empezar con la letra «P», que es sin duda la letra del abuelo; porque se llama Pepe (Pillo para la abuela) y sus dos apellidos empiezan por P, porque vive en una calle con P de una urbanización con PP,  porque los dos perros que ha tenido se han llamado Póker y Pizco, porque es papá y ahora... ¿PABUELO?






martes, 8 de mayo de 2012

Planes de lluvia

Bueno, le dijimos a mayo que se portara bien y trajera el buen tiempo y parece que mañana empezará a hacernos caso... Le hemos dado una semanita de tregua porque este invierno ha sido muy bueno y no se puede tener todo en este mundo, ¿verdad? Después de días y días seguidos de lluvia y paraguas, parece que nos hemos olvidado de que solo ha llovido en abril y de que hace apenas un mes rezábamos para que lloviera porque los bosques y los campos de verdad necesitaban un buen baño. Lo bueno que tenemos en Galicia es que la vida no se paraliza cuando llueve... Mamá dice que en Madrid la lluvia deshace los planes con mucha facilidad. Aquí no (quizás porque hacemos otros planes).


Los días lluviosos, nos gusta calzarnos las botas de agua para saltar en los charcos o correr por la hierba mojada.


Los días lluviosos, nos gusta ir a comer y pasar la tarde con amigos, aunque sea dentro de alguna casa (siempre es la misma...). Allí estamos a nuestras anchas e incluso podemos maquillar a nuestra hermana pequeña con ROTULADORES casi casi indelebles... En esta foto no se ve muy bien pero al maquillaje profesional de Elenita no le faltaba ni un detalle: sombra de ojos morada de la casa de cosméticos CARIOCA, medallón colgando de su cadenita de la afamada joyería EDING, tatuajes de mano a hombro con tinta PILOT...


Los días lluviosos, nos gusta salir de paseo y aprovechar los ratos que no llueve para correr, tirarnos por toboganes mojados, buscar caracoles o mirar cómo una oca y sus pollos comen gusanitos muy cerca de la orilla del pantano...



jueves, 3 de mayo de 2012

Ganas de Madrid y el Madrid gana

Qué mal llevamos estas semanas cortas... Está muy bien tener un día de fiesta en mitad de la semana pero, reconozcámoslo, después de un día OFF de regalo es mucho más difícil recuperar la rutina, cuesta mucho más mantener la concentración, el sueño se vuelve loco con la relajación horaria, el trabajo no cunde nada de nada... Para colmo, ayer era fiesta en Madrid («El 2 de mayo») y mamá se levantó con «cuerpo de CHOTIS»... Aunque aquí era un día normal de cole y trabajo, le costó un mundo sentarse delante del ordenador... En su casa estaban todos de vacaciones, ¡CINCO DÍAS! Igual que a veces todavía piensa en pesetas (¿qué es eso por Dios?; y tú que te reías de la abuela Lola cuando hablaba de perras chicas y gordas), inconscientemente también cuenta con este súper puente madrileño, de los que miras en el calendario cada nuevo año para ver qué tal cae... Pues no, que aquí no toca... Es más, nuestro cole NI PUENTECITO nos ha dado. Y encima va el Real Madrid ¡Y GANA LA LIGA! Sí, sí; mamá es muy futbolera, aunque hubo un tiempo en que lo fue mucho más... La diosa Cibeles hoy estará muy bien acompañada. 

¿Le pasará lo mismo a mamá el día de San Isidro? 
¿Se levantará con ganas de GALLINEJAS y ENTRESIJOS?
Eso seguro que no... (PEZ y VAN, chulapas, no intentéis convencerla).
 
Sí se comería encantada un BOCATACALAMARES en la Plaza Mayor
 

martes, 1 de mayo de 2012

Hola, mayo

Hoy estrenamos un nuevo mes de mayo. ¡Cómo nos gusta este mes! El mes de las flores... el mes en el que normalmente empieza por fin el calorcito... Adiós abrigos, adiós leotardos, adiós días grises como hoy... Después de tanto piropo, a ver si mayo se porta bien y hace realidad nuestros deseos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...